magnetisierbarkeit-edelstahl-top

Propiedades magnéticas aceros inoxidables

En internet se opina a menudo que los aceros inoxidables no son magnéticos. Partiendo de esta creencia falsa, se recomienda utilizar un imán para identificar los aceros. Se supone que el imán debería pegarse al acero sencillo, pero no debería hacerlo si se trata de un acero inoxidable de alta calidad.

Esta afirmación es fundamentalmente errónea. Los especialistas no recomiendan el uso de un imán para identificar los aceros inoxidables.

Ferrita, Austenita & Martensit estructuras de celosía

Dentro de los aceros inoxidables, hay ferritas, martensitas (acero al cromo), dúplex y austenitas (acero al cromo-níquel), que pueden ser magnéticos o no magnéticos en función de su composición. Desde un punto de vista técnico, lo apropiado es hablar de aceros imantables o no imantables.

¿Cuándo se dice que un metal es «magnético»?

El comportamiento magnético se denomina ferromagnetismo y está presente cuando un metal resulta atraído por un imán. El propio metal puede imantarse y la imantación se mantiene durante un cierto tiempo, incluso tras la desaparición del campo magnético externo.
La fuerza de atracción entre un imán y un material ferromagnético es el fenómeno mediante el que percibimos y conocemos el magnetismo en la vida cotidiana.

Acero inoxidable magnético

Los ejemplos más habituales de metales ferromagnéticos son el níquel, el cobalto, el hierro y el acero. Algunos grupos de acero inoxidable, como la ferrita, la martensita y el dúplex, también son magnéticos.

¿Cuándo se considera que un metal es «no magnético»?

El paramagnetismo es una forma de magnetismo en virtud de la cual un material no presenta ninguna imantación medible en ausencia de un campo magnético externo. Sin embargo, en presencia de un campo magnético externo, el material se magnetiza de manera cuantificable, lo que refuerza el campo magnético externo.

En el uso cotidiano, los metales paramagnéticos no reaccionan de manera perceptible frente a un imán. No resultan atraídos por los imanes, por lo que coloquialmente son clasificados como no magnéticos.

Entre los metales paramagnéticos típicos se encuentran, p. ej., el aluminio, el cromo, el platino y el acero inoxidable austenítico.

¿Cómo se mide la susceptibilidad de magnetización?

El parámetro físico que nos permite determinarla es µr. Este índice describe la facilidad de magnetización de un material. Cuanto mayor sea su valor, más susceptible será el material a la magnetización.

Los materiales paramagnéticos presentan un valor de µr ligeramente mayor que 1. Por su parte, los materiales ferromagnéticos tienen habitualmente un valor de µr de entre 100 y algunos miles.

¿Por qué se cree que el acero inoxidable es «no magnético»?

Aproximadamente el 70 % de todos los aceros inoxidables que se utilizan en el mundo son aceros de cromo-níquel. Dichos aceros finos son austenitas, por lo que no son magnetizables. Los materiales que se denominan coloquialmente V2A o V4A también se utilizan con gran frecuencia en aplicaciones que requieren aceros inoxidables. Por lo tanto, es bastante probable que un fregadero, el interior de una lavadora y otros objetos cotidianos estén fabricados precisamente con este material.

Estrictamente hablando, la mayoría de los aceros de cromo-níquel no son completamente austeníticos. Lo cierto es que, especialmente los materiales V2A y V4A, siempre presentan una determinada proporción de ferrita (denominada ferrita delta). No es raro que estos materiales contengan una proporción de ferrita delta de hasta el 10 %. Sin embargo, en circunstancias cotidianas, esta proporción no es suficiente para magnetizar el material de manera perceptible.

¿Cómo se transforman los aceros inoxidables «no magnéticos» en «magnéticos»?

Si el material se somete a un determinado grado de conformación en frío de carácter plástico, se modificará la microestructura de las zonas conformadas. La conformación puede consistir en un simple enderezamiento o doblado del material.

Acero inoxidable curvado - martensita plegable

La microestructura austenítica se pliega y se forma la denominada martensita lenticular o de placas que sí es ferromagnética. Según el material y el grado de conformación, esto hará que los aceros de cromo-níquel que son, en realidad, «no magnéticos» sean percibidos como magnéticos en el uso diario. En la zona de conformación el metal reaccionará a la presencia de imanes convencionales con una fuerza de atracción perceptible. Este fenómeno se aprecia, por ejemplo, en las zonas de flexión de los tubos o los bordes cortados de las placas de acero fino. 

grado de conformado en frío y permeabilidad magnética en el gráfico de barras

¿El acero inoxidable es de menor calidad si es magnético?

La pregunta sobre si el acero inoxidable magnético es de menor calidad puede responderse con un rotundo no. El material se seleccionará según la aplicación a la que vaya destinado. Por ejemplo, el fondo de una olla de inducción será especialmente bueno si es muy magnetizable, ya que así se podrá calentar más rápido. Por el contrario, la olla en sí será generalmente de V2A, ya que debe resistir la acción de líquidos corrosivos y ácidos.

Perfiles de acero inoxidable en materiales4me

¿Busca productos específicos de acero inoxidable para una aplicación específica? Ofrecemos V2A o el acero inoxidable V4A de mayor calidad. Si tiene más preguntas o desea información sobre los productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Otros temas sobre el acero inoxidable: