Edelstahl-reinigen

Limpiar acero inoxidable

El acero inoxidable es un material de alta calidad que suele utilizarse en aquellos ámbitos donde la higiene y la estética son prioritarios. Tanto si utiliza el acero inoxidable en interiores como en exteriores, asegure siempre un buen mantenimiento a fin de preservar las óptimas propiedades de superficie. materials4me le ofrece un resumen de consejos para el cuidado del acero inoxidable. Estos le indican cómo evitar fácilmente la suciedad y las calcificaciones y qué debería tener en cuenta después de soldar elementos de acero inoxidable.

En caso de suciedad normal recomendamos la limpieza inmediata del acero inoxidable. A tal efecto suele bastar con un trapo húmedo o esponja suave con un poco de detergente lavavajillas. Justo a continuación pula en seco la superficie a fin de evitar manchas de cal e incrustaciones.

Acero inoxidable - Eliminar rayas y estrías

Eliminar rayas y estrías

La vaselina o el alcohol desnaturalizado son conocidos remedios caseros para eliminar rayas y estrías sobre superficies de acero inoxidable. También permiten eliminar las grasas ligeras y las impurezas oleaginosas. Al utilizar alcohol, preste atención a no usarlo cerca de llamas directas o de puntos de calor. El alcohol es altamente inflamable.

Eliminar salpicaduras de grasa y huellas dactilares

Haga una pasta a base de mezclar bicarbonato sódico y agua en una proporción de 3 a 1. Frote con esta pasta la superficie del acero inoxidable. La fina consistencia de la mezcla elimina la suciedad y las huellas dactilares sin atacar la superficie del material. A continuación, limpie a fondo la superficie con agua. Sin olvidar secar con un trapo.

Eliminar restos adhesivos

Las pegatinas o residuos adhesivos siempre deberán retirarse a la mayor brevedad posible. Para eliminar restos de adhesivo lo mejor es utilizar acetona. De manera alternativa puede utilizar un producto de limpieza que contenga alcohol.

Acero inoxidable - Controlar las intensas acumulaciones de cal

Controlar las intensas acumulaciones de cal

Las manchas de cal aparecen en aquellas zonas donde se hace uso de mucha agua. Si no tiene la opción de mantener secas en todo momento las superficies de acero inoxidable, utilice con regularidad un limpiador acético. Este limpiador lo puede hacer usted mismo. A tal efecto mezcle ácido acético puro con agua en una proporción de 4 a 1. A continuación proceda de la siguiente manera:

• aplicar limpiador acético y dejar actuar de 5-10 minutos,
• seguidamente lavar con agua abundante y
• secar con un paño.

Puede que necesite realizar varias pasadas hasta que la cal quede eliminada por completo.

Limpiar el acero inoxidable después de soldar

Tras soldar piezas de trabajo o componentes de acero inoxidable será imprescindible aplicar un tratamiento posterior. Solo así se podrán evitar y eliminar decoloraciones por oxidación y restablecer la resistencia a la corrosión del acero inoxidable. A tal efecto se encuentran en el mercado decapantes especiales para el acero inoxidable. Deberá proceder con el debido cuidado en la aplicación del tratamiento dada la agresividad de los decapantes.

Limpiar el acero inoxidable después de soldar

Lo que se debe y lo que no se debe hacer en el cuidado y la limpieza del acero inoxidable

Además de los productos mencionados que puede usted usar para limpiar el acero inoxidable, deseamos ofrecerle algunos otros consejos para el tratamiento de este material:

• Al limpiar el acero inoxidable evite remedios caseros que rayen tales como productos abrasivos, lana de acero, estropajos u otros utensilios de limpieza.
• No utilice productos de limpieza que contengan cloro ni otras sustancias corrosivas. Tómese tiempo para la limpieza del acero inoxidable y realícela a fondo.

• Limpie siempre el acero inoxidable cepillado en la dirección del pulido. De lo contrario, la superficie perderá su aspecto mate.
• No utilice al mismo tiempo diferentes productos de limpieza. Pueden reaccionar de forma peligrosa y atacar el material.
• Para el acero inoxidable no utilice productos para limpiar la plata ni tampoco blanqueadores. Estos no son aptos para el cuidado del acero inoxidable.

Y un último consejo de materials4me: Limpie siempre de forma cuidadosa el acero inoxidable y tómese su tiempo. No necesitará productos especiales para limpiar el acero inoxidable si sigue nuestros consejos.